Los últimos: Voces de la Laponia española By texasbeerguide.com

Summary Los últimos: Voces de la Laponia española

«Vine a Motos porque me dijeron que acá vivía un solo habitante, un tal Matías López. Vine a buscar la zona cero de la despoblación, el punto justo donde el tumor de la soledad se transmuta en metástasis extrema de la desolación. Vine un domingo a mediodía buscando a un pastor soltero llamado Matías. Pero no hallé más que silencio y soledad. No encontré otra cosa que un no lugar en un no tiempo, una encrucijada geográfica y mental alejada de toda coordenada conocida». Así comienza este viaje de 2.500 kilómetros por la España despoblada, la llamada Laponia del sur o Serranía Celtibérica: un territorio montañoso y frío con 1.355 pueblos que se extiende por las provincias de Guadalajara, Teruel, La Rioja, Burgos, Valencia, Cuenca, Zaragoza, Soria, Segovia y Castelló. En su interior viven menos de ocho habitantes por kilómetro cuadrado. No hay un lugar tan extremo y vacío en toda Europa. Este periplo invernal por una Nada demográfica da voz a los últimos pobladores de un mundo en extinción. Paco Cerdà ha escrito la crónica de los otros, los que se quedaron descolgados de un país urbanizado a gran velocidad que ha olvidado su origen rural. Los últimos: Voces de la Laponia española

Recomiendo su lectura, el autor describe paisajes y poblaciones que van perdiendo la población, los testimonios que son entrevistados nos acercan a una realidad triste y dura, de pueblos que antaño fueron bullicio de población. Una invitación a como dejamos perder un patrimonio cultural y immaterial de una zona que es conocida como la Laponia del sur de Europa. Paperback El libro está muy bien escrito y su lectura es sencilla, es un resumen de los viajes del escritor por pueblos al borde de la desaparición donde se relata la situación desde la nostalgia, melancolía y resignación ante lo inevitable. Echo en falta un capítulo o varios dedicados a los pros y los contras de la despoblación rural y como evitarlo o propuestas de medidas paliativas para evitar la despoblación en tan extensa área. ¿Porque en Francia o en Alemania no sucede esto? eso es lo que le propongo al escritor que indague para dar una causa y una posible solución, aunque vamos demasiado tarde.
Yo vivo en un pequeño pueblo pero no se puede vivir sin luz, ni agua, ni saneamiento como los flipados que vienen a vivir para comer lechugas y tomates y tampoco a no menos de 20 minutos de unos servicios de urgencias de un hospital. Internet y TV tenemos hace muchos años vía satélite, no entiendo porque dicen que no hay.
Hay niños en las ciudades que hacen viajes a los colegios en bus de 40 minutos o más, personas que se desplazan a sus trabajos durante una hora, no entiendo el drama. Con mi vehículo llego a una ciudad en 35 minutos y disfruto del teatro, cine, conciertos,ahora el quiera que le suban el agua o luz donde nunca la hubo a 1200 mts de altura para dos casas, o que se pague el salario de un profesor más calefacción para cuatro niños le recomiendo que no pierda el tiempo mientras no haya un plan de repoblación serio.
Los pueblos son viables pero conectados con la ciudad de una manera razonable de otra forma no es posible. Paperback Hay libros que pasan por tu vida sin más ni más, otros te gustan, te divierten, te atrapan Después están los que sabes, después de unas cuantas páginas, que nno vas a olvidar jamás.
Para mí, Los últimos, entra de lleno en esa categoría. Tratando el tema del abandono rural y del despoblamiento, Cerdà hace una radiografía de esa realidad de nuestro país tan a menudo olvidada o ignorada, y lo hace deteniéndose en las aceras, en los corrales y en las callecillas de esos enclaves que murieron o que están a punto de hacerlo, centrándose en lo que un día les dio vida: en la existencia de las personas, en sus historias, en el pasado que dejaron tras ellos y que ya no es, en la mayoría de ocasiones, más que un puñado de recuerdos que se aferran a las piedras que esperan su ruina final. Paperback Se presenta la despoblación como un gran problema para el país. Pero no se piensa en el beneficio inmenso para la flora y la fauna de este fenómeno. Viva la España vacía. Vacía que no muerta. Paperback Estructurado en diez capítulos, uno por cada una de las provincias con territorio incluído en la denominada Serranía Celtiberíca, el libro está muy bien escrito y toca multitud de cuestiones relativas a la despoblación: pueblos abandonados, pueblos al borde de la despoblación, últimos y solitarios moradores, habitantes neorrurales, escuelas que se cierran por falta de alumnos, palabras nuevas para definir el fenómeno (demotanasia), etc.

Una delicia de lectura. Paperback

Los

Un libro que amplifica la voz de los que no son escuchados. Nos presenta la realidad de una España abandonada y deshabitada, de la que las instituciones no quieren oír hablar, pero que sin embargo, es la España que mejor nos define. Escrito con sensibilidad, respeto y con un tono lírico que deja huella. Paperback El libro de Paco Cerdà es un libro extraordinario por esclarecedor y por acercarte a la esencia del problema con ejemplos,historias y precisiones de las que carecen otros libros más famosos Al ser una crónica periodística escrita tras haber pateado las tierras que describe, y haber conversado con sus protagonistas; resulta extremadamente claro y comprensible. Las raíces del problema quedan a la intemperie y uno, cuando termina de leer el libro, no puede evitar sentir pena por lo, aparentemente, irremediable de la situación. Paperback Libro magníficamente escrito, si te interesa el tema lo disfrutarás. Tipografía legible, papel y encuadernado correctos.
Una sugerencia: no estaría de más que viniera ilustrado con algunas fotografías (un pequeño anexo) o unos mapas señalando los lugares que visita el periodista.
Para los indecisos: en la página web de la editorial se pueden leer unas páginas de muestra. Paperback Interesante lo que se desconoce de nuestro país conozco parte de la zona celtiberica que se describe y me ha parecido un libro ameno,se lee fácil. Paperback Un relato bien escrito, breve y ligero, sobre el abandono de parte de los pueblos de la zona interior de España, principalmente de la la zona este. Es como un buen reportaje de lo que observa un periodista en esos pueblos. No contempla la zona interior del noroeste. He disfrutado con su lectura y lo recomiendo. Paperback