Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END By Paula Bonet

* Qué hacer cuando en la pantalla aparece the end de @paulabonet

Buenas tardes lectores, os traigo un libro que llegó a mi como un regalo y que al verle supuse que no podía ser otra cosa que un poemario porque, ¿no me negareis que no lo parece? Mi sorpresa fue al abrirlo y encontrar una historia.

Bueno, una no, varias dentro de un periodo de tiempo nada lineal, repleto de música, cartas, amores, rupturas y reflexiones que me llegaron como agua fría tirada desde un ático.

Es un libro tan libre que mientras leía sentía que podría salir volando en cualquier momento. Personajes sin ataduras que amarian tenerlas, en personas, pero libres.

Tiene frases de esas con las que sueñas despierta recuerdos pasados que no has querido borrar a pesar del tiempo que haya pasado desde su origen y las lluvias que hayan soportado.

¿Lo mejor? Las ilustraciones, está plagado de ellas y tienen un efecto visual que remueve. Al menos así ha sido conmigo. Cada relato llevaba lo suyo, algo tal vez impersonales, querían en mi opinión, más contar que narrar, pero los trazos, simplemente únicos, parecía como un libro de colección.

En definitiva, no era lo que pensaba incluso después de ver qué me traería historias nuevas y quitaría el sueño bajo iniciales sin nombres o trazos sin rostros, pero me ha gustado descubrir el mundillo interior de unos personajes tan particulares, y viajar con ellos.

Está bien tal vez para leer entre libros más densos o tal vez para bloqueos lectores, porque se lee muy rápido y es sin duda distinto.

Os dejo la sinopsis:

Un libro sobre finales que llegan, sin avisar, que nos parten en dos mitades, que se arrastran durante años y que nunca se acaban porque confunden orgullo con recuerdo. Y entonces cogemos trenes, reservamos habitaciones de hotel en pueblos olvidados, vivimos enganchados a pantallas esperando que alguien decida hablarnos par a informarnos del siguiente movimiento, el que nos acercará conscientemente a un final que hace años que buscamos. Pero ese final no llega. Y de repente un día nos despertamos y sentimos el vacío: en la pantalla aparece THE END y decidimos empezar otra historia. Paula Bonet Me ha decepcionado bastante. A nivel de ilustración está muy bien, aunque es evidente algo que Paula Bonet ya ha hablado en entrevistas anteriores e incluso en La anguila, que se siente más cómoda trabajando desde la mancha y no desde la línea, que era la manera de trabajar que el mercado reclamaba en sus tiempos de ilustradora. Sin embargo el carácter que marcan sus ilustraciones es (para mi) algo imperdible y ya conocido en otros de sus textos o pinturas; la belleza vista desde la brutalidad, de lo rudo. Y esto es lo que rescato del libro; un estilo pictórico que se ha visto mejorado y depurado a lo largo de los años y que, aunque siempre parte de la vulnerabilidad lo presenta a quien lo ve con fuerza, con redención.

No conseguí conectar en ningún momento con el texto, creo que le falta mucho trabajo de revisión y edición.

Paula Bonet Este libro es como una especie de diario íntimo, de fragmentos vitales esparcidos, con el hilo conductor de esos finales, esa pantalla de cierre. Me quedo en la superficie, sin embargo, en la mayoría no encajo, no visualizo, y algunas frases que no encuentro pulidas me distraen por completo. Las ilustraciones, sus alegorías, símbolos, son la fortaleza del libro, a mi parecer. Los textos los encuentro a veces desencajados, quizá porque son más profundos de lo que aparentan, pero que, al menos a mí, no me lo acaban de transmitir.

Vuelvo a la idea de que, de haberlo leído hace años, me habría seguramente fascinado, pero ahora que he cambiado, que he superado el bloqueo que me impidió leerlo hace años (me distraía y al mismo tiempo me sentía diminuta, como si fuera demasiado para mí), he leído, he indagado y he evolucionado, encuentro que esta lectura ya no es para mí como lo fue en su momento. La he disfrutado, sí, pero no ha ido más allá. Se quedó en la superficie como yo me quedé en la suya. Paula Bonet 3.5/5

Me gusta de Paula Bonet que siempre te da la clave para adentrarse en sus historias sin que resulte algo obvio. Es muy importante prestar atención a la cita que abre el libro: Luego todo se convirtió en una sucesión de hechos concretos o de nombres propios o de verbos, o de capítulos de un manual de anatomía deshojado como una flor, interrelacionados caóticamente entre sí. (Roberto Bolaño). Esta es una excelente justificación para una experiencia agradable y diferente donde no importan los nombres propios sino los recuerdos asociados a estos: Recuerdo el rectángulo que la luz de los faros del coche de detrás dibujaba en tus ojos y en tu frente cada domingo por la noche. Paula Bonet Las ilustraciones son bonitas, pero las historias de cada capítulo son bastante confusas Paula Bonet

Qué

Paula Bonet ½ 8 Read

Un libro sobre finales que llegan, sin avisar, que nos parten en dos mitades, que se arrastran durante años y que nunca se acaban porque confunden orgullo con recuerdo. Y entonces cogemos trenes, reservamos habitaciones de hotel en pueblos olvidados, vivimos enganchados a pantallas esperando que alguien decida hablarnos par a informarnos del siguiente movimiento, el que nos acercará conscientemente a un final que hace años que buscamos. Pero ese final no llega. Y de repente un día nos despertamos y sentimos el vacío: en la pantalla aparece THE END y decidimos empezar otra historia. Una en la que nunca tengamos que fingir que no nos conocemos. Esta historia. Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END

Teniendo en cuenta de que la autora es artista, lo quería más por sus ilustraciones que por el posible texto que acompaña sus páginas.
Adoro sus dibujos, los colores y esas frases cortas que saca de canciones, libros y películas.
Las historias estan pinceladas con ese cliché de los amoríos rotos, pero hay algunas historias que si han llegado a gustarme por la forma de contarlas.
Usa metáforas, o al menos asi lo veo yo, que son bonitas.
Esas frases de una línea que dicen tanto.
Me ha gustado, pero sobre todo me ha inspirado muchisimo, que era realmente lo que buscaba. Paula Bonet A pesar de que hay historias que me han parecido preciosas y muy acertadas, la mayoría me ha dejado un poco indiferente. Eso sí, las ilustraciones son una auténtica maravilla. Alguna adornará mi galería sin dudarlo.

Paula Bonet 4.5/5. Me ha gustado muchísimo este libro. Los dibujos de este libro son preciosos, y me gusta mucho como en la mayoría de los casos tienen frases, ya sean simplemente títulos o frases de canciones, que concuerdan de maravilla con las imágenes. Me ha gustado mucho que tenga historias cortas de una o dos páginas, pero no le he dado 5 estrellas porque me ha parecido que en algunos casos dejaba los finales demasiado abiertos, dejándome sin entender muy bien a donde iba la historia. Pero bueno, eso, que me ha gustado muchísimo y me encanta que tenga frases de canciones, títulos con significado, historias (ya sean cortas o más largas) o simplemente una frase que concuerden con la ilustración. Paula Bonet Leer la novela gráfica (lo pongo entre comillas porque no creo que siquiera deba tener este nombre)es prácticamente asomarse a todo un mundo lleno de clichés y tópicos. Pareciera que Paula Bonet se ha dedicado en su obra a verter sobre él todos los prototipos, personajes arquetipos, situaciones típicas, imágenes manidas que desde hace un tiempo nos bombardean y a un sector demasiado grande de la sociedad ha cegado. Es sorprendente el éxito que ha tenido Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End y ante él deberíamos plantearnos, ¿qué aporta verdaderamente esta novela? ¿será capaz de perdurar en el tiempo más allá de las modas pasajeras? Sinceramente, lo dudo, cuando uno lee y observa la historia de Paula Bonet (si es que hay una historia...), no encuentra más que una sucesión de dibujos y mini-historias o pinceladas de acontecimientos que, en un intento por ser profundas o sumamente modernas, se quedan simplemente en eso: en una imagen demasiado utilizada y vendida ya, un producto al fin y al cabo que no aporta nada nuevo ni transmite. Y es que la obra de Bonet no huele más que a eso: a un producto prefabricado dispuesto a intentar ser algo y que solo consigue quedarse en la superficie, en la mera imagen. Es un claro ejemplo del arma de doble filo que son las redes sociales y los mass media, donde cualquier persona puede acceder al ejercicio de escribir, incluso ver publicada su obra, con lo que ello trae consigo: descubrir verdaderas obras de arte y, otras veces, libros que deberían haberse quedado simplemente en la blogosfera. Como también es un ejemplo de lo bien que funciona la publicidad...
¿Qué se puede esperar de un libro donde lo único verdaderamente reseñable y válido es la cita? Sacada, por cierto, de Los detectives salvajes (R. Bolaño)... Paula Bonet Estoy un poco en shock con este libro. No sé si me gusta o me espanta...Tiene todas esas preciosas ilustraciones y muchas veces el texto puede resultar poético, pero otras podría decir que está muy mal escrito y que lo que cuenta es francamente aburrido y poco hilado.
No sé... Paula Bonet