Mi negro pasado (Como agua para chocolate, #3) By Laura Esquivel

Mi Negro Pasado da un giro abismal en la narrativa de Laura Esquivel, pues desplaza a segundos términos la importancia de la gastronomía que en sus obras anteriores había sido el tema principal.

Ahora en Mi negro pasado, se nos invita a descubrir y explorar el poder mágico de LA MÚSICA, que nos ayuda a preservar los recuerdos mas íntimos y preciados de la vida. La música en esta obra juega el papel principal para poder conectar sus otras obras Como Agua Para Chocolate y El Diario de Tita.

Para mi gusto es un poco floja la historia de Mi Negro Pasado, pero sin duda y si llegan a darle una oportunidad al libro, léanlo mientras escuchan la lista musical de Spotify con el mismo título del libro. Esto hará que se enriquezca y que cobre vida la historia que Laura Esquivel nos trata de contar. Paperback Es importante aclarar que este no es un mal libro, que está bien escrito, es emotivo, actual y que tiene la fluidez apropiada para ser memorable.
Lamentablemente, su existencia a mi me parece innecesaria puesto que no rescata mucho de las virtudes originales del libro casi de culto que es Como agua para chocolate. El título, intencionalmente racista, nos lleva a la vida de una comedora compulsiva llamada María que está a punto de quebrarse por haber parido a un niño negro siendo los padres rubios. No pretendo ser grosera ni mucho menos restarle poder a las palabras de la autora, pero así no funciona la genética. Por otro lado, las historias enrevesadas y completamente novelescas que unen a este libro con El diario de Tita y la obra original, si bien son creíbles, se sienten como un universo alterno de la vida amorosa de Tita pero en el siglo XXI.
Aun así creo que vale la pena que si se tiene mucha curiosidad, se le de una oportunidad a este libro,ya que es sencillo de leer, contiene con pasajes divertidos, tiene un sountrack (que puedes escuchar en Spotify) y, que si puedes superar los pequeños (o grandes) detalles que puede llegar a presentar, es bastante entretenido.
Lo único que sí es importante mencionar, es que carece de las recetas deliciosas que tanto gustaron de la primera novela. Paperback O livro O Meu Negro Passado da escritora mexicana Laura Esquivel é o seguimento das histórias entrelaçadas das famílias mexicanas e americanas de Tita, das suas duas irmãs, de Pedro, do médico John Brown e dos seus descendentes, iniciadas nos seus dois anteriores livros Como
Água Para Chocolate e o Diário de Tita.

A narração inicia-se quando María, neta de Lucía Brown, sendo esta última neta do Dr. John Brown e sobrinha-neta de Tita, a personagem principal dos dois primeiros livros desta trilogia, dá à luz um menino, Horacio, fruto do seu casamento com Carlos, que até então decorria de forma harmoniosa, o qual é rejeitado pelo marido e pai do bebé, pela mãe de Maria, Luz María, uma mulher dura e amarga, e pela sua irmã Carolina, devido à cor da sua pele, levando ao desmoronar do mundo de María, que se vê sozinha com o filho e criticada pela sua família.

Apesar da história se passar na Cidade do México na atualidade, no âmbito de uma família de classe média-alta, assiste-se a preconceitos dos seus membros, dos seus amigos e da sociedade em que se inserem.

Mas com a morte súbita de Luz María, a mãe de María e de Carolina, e com o aparecimento inesperado no seu funeral de Lucía Brown, mãe da primeira e avó das duas últimas, vários segredos familiares ocultos emergem, originando, por um lado, novos conflitos familiares, mas por outro lado, desvendam-se alguns factos, que ao reabrirem mágoas antigas, permitem em simultâneo a María encontrar-se consigo própria e a descobrir novas capacidades e interesses, que lhe permitem obter a paz e a autoestima que lhe fugiam desde criança.

E é refugiada no rancho e na companhia da sua avó, que María vai descortinando a história da sua família, a aprender a confecionar as receitas da sua antepassada Tita, a contactar com a terra e os produtos que esta produz, a bordar e a tricotar, a apreciar as músicas que a avó colocava no gira-discos quando ambas conversavam ou faziam alguma tarefa em silêncio e a conhecer melhor a sua avó, uma química, que misturava os conhecimentos científicos com as tradições indígenas, criando produtos originais e ecológicos comercializados pela sua empresa Fumarola Verde.

O livro aborda não apenas os conflitos familiares, onde desentendimentos, incompreensões e ressentimentos afastam as pessoas de quem mais se gosta por orgulho, incapacidade de perdoar e de se colocar no lugar do outro, mas também faz-nos refetir sobre a sociedade atual, na qual deixámos de saber comer, comunicar, apreciar o silêncio e a natureza e a viver em função das redes sociais e da imagem que queremos causar nos outros, que é diferente de quem somos, o que ocasiona relações não autênticas, sempre com preconceitos presentes.

O livro é interessante, mas não contém a originalidade e o sentido de humor dos dois que o precederam, em particular da obra Como Água Para Chocolate, acabando por ser, em parte, algo repetitivo, por recontar algumas das histórias dos anteriores e pela circunstância do passado estar sempre demasiado presente. Daí, ter classificado o mesmo com três estrelas. Paperback Hace muchos años leí Como agua para chocolate y me encantó.
Esta es la historia protagonizada por algunos de los descendientes de esa familia y, a pesar del dicho de que nunca segundas partes fueron buenas, esta novela es maravillosa también.
Hay libros e historias que se olvidan y otros que permanecerán siempre contigo, aunque no seas consciente de ello. Este libro es de esos últimos porque, aunque la historia que narra se borre de tu mente, deja un poso de sabiduría ancestral y natural en tu subconsciente que permanecerá en tu interior aunque no sepas definirla ni seas consciente de ello.
Es de esos libros que reconfortan y dan calor en el corazón y como veis me ha llegado derechito al alma. Paperback Después de haber leído los dos anteriores, estaba predispuesta a que éste tratara de Mamá Elena y su historia fracasada de amor. No fue así, me topé con el año 2015, con internet, con un lenguaje totalmente fuera de lo anterior (muchas groserías, que si bien es cierto que así se habla hoy en día, admito que me causó un pequeño disgusto), en fin. Me topé con una sorpresa que no sabía aun si era agradable o desagradable.

Una vez terminado el libro puedo decir que sí me gustó. Me parece que Laura Esquivel dejó de lado completamente el realismo mágico y lo sustituyó por nuevas propuestas como los campos morfogenéticos, la teoría holográfica del Universo, incluso algunas bases de las constelaciones familiares que, sin necesidad de mencionarlo explícitamente ni citarlo textualmente, deja entrever que efectivamente ella confía y cree ciegamente en que todos estamos conectados con el todo, y que finalmente somos polvo de estrellas que se ha reciclado y transformado millones de veces desde el Big Bang hasta nuestros días.

Fue interesante leer esta saga completa y ver la evolución de ideas y planteamientos de la autora. Paperback

Mi negro pasado, continuación de Como agua para chocolate, es una defensa de la independencia femenina, y la mejor receta contra los males de nuestros días: el desarraigo, la obesidad y el consumismo vacío.

María, adicta a la comida, sufre el injusto fin de su matrimonio, en mitad de una avalancha de reproches racistas y machistas. Deshecha, recibe de manos de Lucía, su abuela por mucho tiempo ausente, el diario de Tita. Al adentrarse en él, descubrirá insospechados secretos familiares, la capacidad del espíritu humano para volar alto gracias a la alquimia que transforma los ingredientes naturales en alimento y un sentido de pertenencia jamás experimentado.

La voz de María, de la misma estirpe guerrera que las mujeres De la Garza, continuará tejiendo la saga familiar. La protagonista deberá sortear los baches filiales, al tiempo que gana confianza en sí misma. Este proceso la llevará a crear una conexión inquebrantable con Tita y todos sus ancestros, y logrará así la reconciliación de cuerpo y mente. Un renacer a la vida. Pero el verdadero dilema será cuando María experimente otra vez el más profundo de los sentimientos: el amor.

Mi negro pasado es una novela que no dejará indiferente a nadie, la épica de varias generaciones de mujeres libres y apasionadas que nos enseñan a vencer las adversidades. Mi negro pasado (Como agua para chocolate, #3)

Me duele mucho decir que odié en sobremanera este libro. Como agua para chocolate es una de mis historias favoritas y definitivamente éste no merece ser su “continuación”. Todo pasa muy rápido, sin explicaciones, bastante sin chiste. Laura ocupa demasiado el factor nostalgia para evocar emociones y esa no es la esencia de la historia.

No hay desarrollo de historia ni de personajes, hasta parece que lo escribió en una noche y de mala gana. Paperback Hey, Laura, #Soltar

Es un lindo libro, pero me terminó gustando menos de lo esperado. La primera mitad me encantó, después ya no.
Leí acá un comentario que decía que la autora solo busca seguir explotando la historia sin ton ni son, y en un comienzo discrepé, pero al final le doy la razón. Siento que está intentando sacarle bien el jugo a la vieja gloria del éxito.
El libro se esfuerza mucho en conmoverte, mujeres luchonas mis polainas, es arcaico, la mirada de Laura atrasa, hay cosas que te las tolero y entiendo en una historia de hace un siglo y medio, ¿en una actual? NO. Ni hablar.
Finalmente, la trama es tirada de los pelos a full. ¡Qué memoria más selectiva tiene esta familia! ¡Qué pertinente! *ojos en blanco*
Queda en un ni y algo de decepción. Ni de casualidad le hace justicia a la obra de arte que es Como agua para chocolate y todo lo que significa. Paperback Siento horrible calificar este libro con 2 estrellas, pero después de leer Como agua para chocolate creo que esta historia no tiene nada que hacer junto un libro, personajes e historia maravillosa!
Es un libro fácil de leer con una historia, a mi parecer, forzada, que pierde toda la magia que caracteriza el inicio de esta saga. Paperback Cuando empecé a leer Mi negro pasado no reconocí la voz de la autora que me enamoró en Como agua para chocolate. No me pareció evocador, ni mágico, ni emocionante. Esa primera impresión ha ido a peor, pues lo he acabado (solo porque es cortito) sin ganas de volver a acercarme a ningún libro de Esquivel. Esta novela es horrible. No sólo no está a la altura de su mejor obra, es que no vale ni como obrita menor, vale menos que el papel en el que está impreso (me alegro de leer siempre ediciones digitales). Está escrito de una manera apresurada, a veces parece un resumen de una obra más larga, y sus personajes carecen de interés. Continuamente se nos recuerda la genealogía de la protagonista, para recordarnos por la vía fácil (Esquivel no se molesta en integrar a sus antiguos personajes en la historia) el porqué nos acercamos a este librito. Como colofón, el uso la música. Prefiero pensar que Esquivel la usó como relleno porque le pagaron la obra al peso antes que por motivos artísticos. No se puede evocar los sentimientos que inspira la música simplemente escribiendo la letra de sus canciones, Esquivel tiene que saberlo. Y como creo que he dedicado a este libro más tiempo del que merece, acabaré con la parte positiva: es tan anodino que no me costará olvidarlo y fingir que nunca ha sido escrito. Paperback Supuestamente parte de una trilogía, pero más bien es una manera de ganar más dinero a costas del apego sentimental que muchos le tenemos a “Como agua”. No vale la pena leerlo. Paperback

Mi

review ☆ PDF, DOC, TXT or eBook × Laura Esquivel