Guárdate de las hijas de Marte By Mercè Homar Mas

4,5/5 estrellas

Guárdate de las hijas de Marte de Mercè Homar Mas es una novelette de ciencia ficción que se lee rápido y me ha encantado.

La historia se sitúa en Marte, en una sociedad matriarcal en la que las mujeres tienen el poder y los hombres son relegados al trabajo manual, la servidumbre, usados para el placer de las mujeres o para procrear. Una sociedad en la que el hombre no vale nada, hasta el punto de que las madres son capaces de matar a sus hijos si nacen varones en vez de mujeres.

Me ha gustado como Mercè ha retratado una sociedad machista a la inversa, no he podido evitar comparar situaciones todo el tiempo. Por ejemplo con los hijos varones asesinados, ya que en China hasta hace bien poco solo se podía tener un hijo por ley y si nacía siendo niña muchas veces las mataban, porque para la sociedad era mejor engendrar un hijo. O los burdeles, o la servidumbre. En esta historia el hombre está siempre por debajo de la mujer, ¿y no sigue sucediendo a la inversa en la sociedad actual? En muchos países la mujer siempre está por debajo del hombre, en pleno siglo XXI.

También me ha gustado Oceanía, queriendo romper moldes, buscando un marido por amor y no exclusivamente por procreación. Una protagonista que ha trabajado como la que más para conseguir su estatus, y que le gustaría cambiar la sociedad en la que vive. Y Pluvio, nació diferente físicamente, educado para ser servil, atractivo, elegante, espalda recta y cabeza gacha, pero que esconde un lado curioso, con ansias de aprender aquello que se le ha negado desde nacimiento. Oceanía y Pluvio hacen un tandem perfecto.

En esta historia encontrareis una critica a la sociedad machista actual, pero también hay amor y lucha por los seres queridos. Lucha contra lo arcaico representado a través de una religión, que quiere imponer sus viejas creencias sobre la modernidad, el cambio y la igualdad.

Me gustó mucho la pluma de Mercè en Botanic Time y Linguistic Time, y aquí tampoco me ha dejado indiferente. Espero que le deis una oportunidad. 9788412161816 Mercè vuelve a demostrar la habilidad que tiene para crear personajes reales, que sienten y respiran. Te vinculas a ellos en muy pocas paginas y te los apuntala con una coherencia emocional que tira de espaldas. La sociedad marsiana que ofrece es minimalista pero muy bien hilvanada: un mundo que comprendes en pocas páginas. 9788412161816 3,5/5

-Reseña completa: https://addicionaloslibros.blogspot.com/ 9788412161816 Me compré el libro porque soy una básica: me gustaba la portada y la palabra «Marte» me llamó la atención.

No me arrepiento lo más mínimo: me ha enganchado de principio a fin. El estilo me parece una delicia, frases cortas, sin relleno y con una ambientación muy precisa a pesar de no describir en exceso. Además, la propuesta del matriarcado es muy interesante.

¿Una pega? Me hubiera flipado que tuviera cien páginas más, porque de verdad que necesito saber más, leer más y disfrutar más de los protagonistas. 9788412161816 La sinopsis cuenta perfectamente de qué va esta historia, así que no me centraré en repetirlo. Vayamos a lo importante: lo mucho que me ha gustado esta historia. Es una novela muy corta, se lee en un suspiro, cuando quieres darte cuenta ya estás leyendo los agradecimientos. La verdad es que me hubiera gustado leer mucho más en relación a la sociedad matriarcal que ha creado la autora y, por lo que dijo la autora en un directo que hizo en la cuenta de la editorial, no va a ver segundas partes ni otras historias ambientas en el Marte matriarcal.

Mi opinión completa aquí 9788412161816

Oceanía Lapislázuli es integrante del consejo y una de las mentes más brillantes de Marte. Ahora tiene que desposarse y engendrar una heredera, como parte de su misión para ayudar a un planeta que intenta resurgir de un cataclismo natural gracias a la tecnología y a la ciencia.

Pluvio Stella ha sido educado para ser el esposo obediente y servicial que se espera de él, más su esposa es muy diferente a lo que había imaginado y deberá demostrar que es algo más que una cara bonita, pero las antiguas tradiciones aún vigentes pugnan por salir y devolverles a ambos a una época de oscuridad de la mano de la sacerdotisa Severa Sanguis, obsesionada con reavivar el culto de las Hijas de Marte y conseguir el mundo que ella tanto ansía. Guárdate de las hijas de Marte

Guárdate de las Hijas de Marte es una novela, que en concepto, promete mucho. Entre pinceladas aquí y allá, Mercè deja adivinar el atisbo de un worldbuilding con potencial que desgraciadamente, es decepcionante en su ejecución.

He de comenzar con decir que ninguno de los personajes ha conseguido gustarme del todo, es más, en su mayoría me han resultado bastante insulsos: la protagonista y la antagonista, en concreto, son dos que no he podido evitar sentir como carentes en la mayoría de los sentidos. Oceanía se entrevé como una posible sustituta del lector, nacida en esa cultura matrialcal dura e inflexible como es la marsiana pero con una visión que a veces parece más de alguien de nuestra sociedad de hoy en día. Severa es simplemente una caricatura de cualquier inquisidor de alto fervor religioso, y casi irrisoriamente malévola.
Del resto de personajes, Pluvio y Ovidia son los más destacables, que a veces parecen incluso más memorables. El primero, criado como fecundador y decoración para su futura esposa, sale lentamente de esa crisálida donde ha estado 35 años de su vida, sufriendo posiblemente el mayor arco de la novela —lo que tampoco es mucho decir—. La segunda siendo una mujer que refleja perfectamente la crueldad de la sociedad marsiana: absoluto desprecio y desinterés ante la vida de los hombres, sirviéndose a una misma y evitando a la vez ese fino filo de aceptar una posible culpabilidad.

Esta novela rezumaba potencial, como ya he dicho, pero considero que se ha fallado. Se ha fallado estrepitosamente.
Creo, si mi comprensión lectora no me ha patinado, que claramente esta novela pretendía ser una crítica al sistema patriarcal sobre el que nos sentimos y hemos estado siempre sometidas las mujeres. Pero no lo consigue. Al crear un mundo inverso, puede que mucho más rígido y cruel de lo que jamás haya sido el nuestro; y convertir a los hombres de Marte en nuestras mujeres a lo largo de los siglos, falla en su propia crítica.
Pudiera ser —o al menos me gustaría—, que esta novela fuera en si misma una sátira a aquellas miles de historias contadas por hombres que pretenden traer luz a las injusticias que sufrimos y que fallan de manera absurda; con sus elencos enteros de personajes masculinos y siguiendo tópicos como matar a esposas o madres para motivar al protagonista, que decide vengar a esas mujeres en su mente, que acaban convirtiéndose en fantasma de la narración; siendo una fantasía de los recuerdos del protagonista en vez de personas con su propia agencias y sueños perdidos, y que por el camino roba de voz a cualquier mujer.
Sin embargo, no lo creo. Creo que en su intento de crítica mordaz al patriarcado, Mercè falla. Falla en el momento en que nos pone a nosotras como protagonistas, dejando de lado al único hombre en toda la narración —nuestro remplazo—, que acaba muerto para alimentar la furia y el deseo de cambio de Oceanía (no hablemos ya del cojeo de silla que me pareció en si que Severa tuviera esa oportunidad). Pero lo que desencadena ese cambio que se siente vacío.
La revolución social que se deja caer al final me parece que se siente más como un reclamo sobre los derechos de la pertenencia de los maridos a sus esposas —aunque este aumento de leyes implique en si misma una mejora de los derechos de estos— que algo genuino, nacido de una creencia de igualdad. Incluso la propia Oceanía no me parece sincera en su amor: quiere a alguien que le quiera, y esa parece su única razón profunda de comportarse con Pluvio. No es de una creencia de mejora de derechos, o en el momento de su confrontación con su madre se hubiera opuesto a esta; al igual que en la primera reunión del Consejo —una reunión recargada de ironía narrativa, he de añadir—, esta no habla en ningún momento de todas las irracionalidades del caso para defender la ajusticiación.
Y este fallo moral de la protagonista que fácilmente hubiera podido dar matices de grises, parece completamente ignorado por la narración. La muerte de Pluvio trae nacimiento y cambio, una revolución social y esperanza reproductiva, a un Marte que ha sobrevivido a un inminente fin gracias a revoluciones tecnológicas. A costa de su vida, claro.

En este punto comentar también, que que en una sociedad tan evolucionada, donde pese a lo que se diga en narración, la última reunión del consejo —donde el equivalente al Papa ve su religión insultada y arrastrada por los suelos, con una demostración de que en su mayoría, estamos ante una sociedad atea— el concepto de necesitar maridos para la reproducción parece... cojear. Si estamos ante gente capaz de crear atmósferas con hongos, ¿cómo es que no hay fecundación in vitro o otros medios más cómodos para el sexo dominante? Después de todo, ya he quedado claro que en su mayoría, o al menos en el caso de los gobernantes, la religión tiene más peso como secta religiosa que como órgano de su fe; así que esta no debería ser un impedimento para ese tipo de revoluciones en la reproducción sexual, menos aún cuando siguiendo el credo, este no considera a los hombres como seres con almas. Una consideraría la necesidad de contacto con el sexo masculino algo a evitar en lo máximo posible, ¿no? Es más, en la misma narración se menciona a las Hijas de Marte, o al menos a Severa, como practicantes de un lesbianismo que más parece político y rezumante de misandría

Otro punto donde el worldbuilding parece fallar es en que no se comenta quien lleva la crianza del sexo dominante. Si las mujeres quieren parir hijas porque cuanto estas crecen se libran de ellas. ¿Dónde se las educa? ¿Quién las cría?
U otro: se menciona la sordera de Oceanía y como sólo mediante la estricta meritocracia que regenta Marte fue capaz de ganarse los audífonos, lo que en sí es una muestra bastante interesante de la sociedad marsiana, pero que despierta a su vez muchos interrogantes: ¿cómo se comunicaba hasta el momento? ¿tienen las marsianas lenguajes propios o apéndices que permitan comunicación no verbal? ¿realmente no tuvo problema en aceptarlos tras una vida de sordera? ¿cómo pudo hacerse un hueco en una sociedad con ese nivel de competitividad para ascender socialmente con su sordera?¿hay facilidades en marte?
Todas estas preguntas me despiertan una enorme curiosidad, pero apenas se las trata.

En fin.
Puede que le esté dando demasiadas vueltas a una novela corta sin pretensiones, que realmente pretendía ser un disfrute por parte de una autora con un estilo simple, fácil de leer y entretenido. Pero en todo el potencial que entreveía, tenía que dejar claro por qué para mí, Guárdate de las Hijas de Marte , tiene un 2,5/5 9788412161816 Ya lo anunciaba antes, pero no me llevo muy bien con las novelas cortas porque me dejan con ganas de más... y esta no ha sido una excepción. Es verdad que en cuanto a la trama, encontramos un desenlace satisfactorio, pero a nivel de personajes, de worldbuilding, creo que tenía tantísimo potencial y que se podría haber desarrollado mucho más, como sí ha hecho con el resto de sus novelas, para hacer de ellas algo realmente inolvidable.

Y con esto no quiero decir que está mal, pues Guárdate de las Hijas de Marte presenta una sociedad matriarcal, en la que son ellas quienes ostentan todo el poder, y los hombres solo son importantes en cuanto a qué pueden otorgarles a ellas, como Pluvio, que es elegido entre otros fecundadores para otorgar a Oceanía una heredera. Además, volvemos a encontrar la eterna guerra entre ciencia y fanatismo, lo que le ha otorgado una tensión tremenda a la trama, con la enemistad entre Oceanía y Severa.

Reseña completa: http://fiebrelectora.blogspot.com/202... 9788412161816 Guárdate de las hijas de Marte ha sido una lectura llena de altibajos. Me ha costado un poco cogerle el hilo al inicio, aunque es tan corto que, aun así, enseguida me lo he terminado.

El libro me tiene bastante dividida, pues por un lado es una historia con detalles que no esperaba y me han encantado, como la relación de los dos protagonistas con sus madres (relaciones complejas y muy difíciles dentro de la sociedad marciana) o la lucha entre la ciencia progresista y una religión anclada en el pasado. Esas escenas de conflicto son GENIALES y me encanta el desenlace lleno de chispas de esa pelea. Sin embargo, en comparación el mundo y la antagonista son bastantes simples. Hay mucho material dentro de la sociedad marciana que en vez de explotarse se reduce en las mujeres mandan y los hombres son sumisos y la villana... no me ha dicho nada. No es un personaje, sino una idea con patas.

Y luego... el final. Es uno de esos finales dramáticos que a mí personalmente no me gustan nada y le restan mucha fuerza al mensaje de la novelette. 9788412161816 Ostras, vaya pasada de historia: me ha gustado mucho el worldbuilding y el desarrollo de la sociedad que presenta, aunque admito que me habría encantado que la historia hubiera sido más larga, y que se profundizase más en la evolución de los personajes y de esa sociedad. De todas formas, chapeau. 9788412161816 Me ha gustado muchísimo. Ya había leído Botanic time y sabía que Merce era una apuesta segura. Si encima la novelette trata sobre un matriarcado en Marte... De verdad que me ha encantado. Aunque 💔 pero me ha parecido muy coherente todo. Sólo diré que la maldita Severa Sanguis es la nueva Dolores Umbridge. Si no le pongo todas las estrellas es porque me hubiese flipado más ambientación, más información sobre los aulladores y una historia más larga que hubiese saboreado más porque me ha durado tres días! De verdad, leedlo. Es genial. 9788412161816

Guárdate

Summary Guárdate de las hijas de Marte