Gordo de feria By Esther García Llovet

Gordo

Esther García Llovet ô 4 characters

Salvaría la prosa y algún hallazgo experimental, pero a estas alturas, no quiero experimentos. Como ejercicio de estilo para lucimiento de la autora, bien, se nota que tiene un gran dominio del lenguaje. A mí, como lectora no me ha entretenido ni tampoco me ha hecho gracia. Lo bueno, que es muy corto. Me gustaría ponerle más nota, porque se ve que tiene madera, pero es que la historia no me ha llegado. Gordo de feria Se queda un rato por Usera: no sabe por qué, espera encontrarse con una plaza de toros por aquí. Hay prados, hay gallinas y hay chinos de tercera generación ya, con reconocimiento de huella. Pero plaza de toros, ni una. Coge el metro. Son cuarenta mil estaciones hasta llegar de nuevo a Occidente”.

Teoría de de Occidente:

“Como casi todas las ventanas de las oficinas están a oscuras, los anuncios parecen pegatinas sobre el tablón negro del cielo. Yoigo. REALIA. Cepsa. Engaña mucho, Madrid, o eso le parece a Castor. Madrid es el anuncio pero nunca el producto, la oferta pero no la demanda.”
.
Entre Usera y plaza de Castilla todo es Madrid y sonrisa, risa y carcajada. O sea, lo más difícil. “Qué española siempre, Serafina. Sonreía, Serafina, para sí, como si llevara los labios pintados también por dentro”.
Gordo de feria Este es uno de esos libros de los que no se como hacer una reseña, tal vez es que es una historia tan estrambótica que me cuesta poner en orden mis pensamientos; sus protagonistas, que son bastante peculiares de por sí, pero además pasamos de una situación a otra de lo más rara, sin embargo, si tengo que decir que por muy raro que sea todo, tiene una extraña congruencia.
Es un libro básicamente de humor, pero tengo que decir que me pareció un humor muy local, es decir como muy hecho para españoles y pues yo no lo soy, así que tengo la sensación de que me he perdido de algo, como cuando cuentan un chiste y tu eres la única que no lo entiende, bueno, pues eso.
Es verdad que es un libro entretenido, cortito y que se lee muy fácilmente, si bien todo me parecía cada vez más extraño mientras avanzaba, también es verdad que me la he pasado bien leyéndolo. Gordo de feria Seco, rápido, directo y divertido. Gordo de feria Es como «La conjura de los necios» pero con menos páginas. Entiendo el racismo en ese porque lo escribió un estadounidense heterosexual blanco en los setenta. Aquí me resulta hipergratuito y forzado, lo cual me saca muchísimo de la historia que, por otra parte, meh. Gordo de feria

Un noir surreal, una comedia estrambótica, terrorífica y castiza. Una novela trepidante y vibrante, que no da tregua al lector.

Madrid, un Madrid singular, vuelve a ser el escenario de la también singular narrativa de Esther García Llovet. En esta ocasión el protagonista es un humorista apodado Castor, famoso por sus monólogos televisivos. La vida de Castor está regida por la suerte y el azar. Y tirando del hilo del azar conoce a su doble, un camarero llamado Julio. Son como dos gotas de agua, y a Castor se le ocurre que Julio puede sustituirlo en algunos saraos, porque él detesta los saraos. Pero, claro, la cosa no tarda en complicarse, y en dar pie a una trepidante, enloquecida, sucesión de acontecimientos. Y, así, en esta novela tan concisa como contundente tienen cabida una fuga, un secuestro, una pareja de humoristas –uno gitano y otro argentino–, una discoteca en mitad del desierto de Almería, una estafa, una estafadora a punto de convertirse en asesina, unos chinos que invierten en inmobiliarias y en televisión, un crucero por el Danubio y hasta un ovni.

Un noir surreal, una comedia estrambótica, terrorífica y castiza. Una novela vibrante, que no da tregua al lector. Una nueva muestra del inmenso y reconcentrado talento de Esther García Llovet, una de las voces más originales, secretas (cada vez menos) e imprescindibles de la actual literatura española. Gordo de feria

Como leer a Eduardo Mendoza, si fuera madrileño y se hubiera metido un par de rayas para escribir esta cosa loca. Gordo de feria Com escriu García Llovet. El Gordo remet als textos anteriors però guanya en agilitat, enginy i una conya entre la poesia i l'esperpent. Per fi algú recull l'imaginari del trash, el boom immobiliari, el lletgisme llevantí i el Madrid del millor Torrente. Per fi els herois són senyores, xinos i fills de Telecinco. Cap petulància, cap intenció més enllà del joc per la paraula justa. Gordo de Feria és l'alenada indispensable per creure en la possibilitat d'una màgia, una fugida i una pietat postmoderna.

*Si us tira Bolaño, aneu-hi de cap. Gordo de feria Me cuesta mucho creer que este libro haya sido escrito por una mujer, por la cantidad de barbaridades que se dicen. Misógino, racista, rancio... Si lo que se pretendía era reflejar el pensamiento del personaje, no se entiende. No se entiende nada, de hecho. Gordo de feria No le he visto el noir, ni lo trepidante, ni lo divertido. Me ha parecido absurda de principio a fin. Pero de una absurdez sin gracia. Gordo de feria Un libro que se lee en una tarde. Entretenido, rápido, con buenos diálogos y una historia que engancha. No había leído a Esther y me ha gustado bastante, una buena narración, se siente cercana, real y vibrante. De escenario Madrid, el protagonista es Castor que en realidad se llama Luis, encuentra por sucesos del destino a Julio un camarero que es idéntico a él. Rodeados de sucesos descabellados, con personajes originales, chinos, humoristas un cura, la señora encargada de una discoteca en Almería.

《No lo reconoce nadie aquí, claro, así que se relaja en seguida. De pronto se pregunta si la gente con pasta se ríe de las mismas cosas que la gente sin. Juraría que no. Seguro que no》.

《...es como cuando alguien te dice que Madrid es muy grande y luego la realidad es que casi nadie se aventura más allá de su barrio...》.

《Es cuatro veces más caro estar delgado que gordo》.

《—¿Has leído todo esto? —pregunta a Castor señalando las estanterías. Claro que no. Es por el papel, sabes. Los libros son muy buen aislante》.


《...El Corte Inglés, que siempre se ha imaginado conectado con todos los Corte Inglés de España , unidos bajo tierra como los hongos primigenios》. Gordo de feria