Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo By Elvira Sastre

Hace unos tres años que, por una de mis mejores amigas, he escuchado de lo impresionante que resulta el poder identificarse con los poemas que escribe Elvira Sastre; de la única manera que la autora logra tocar la fibra sensible del corazón de los demás. Pero, investigando, había leído que los temas principales en sus poemas eran acerca del amor y el desamor. Esto fue una de las razones por las que terminé postergando la lectura, porque ninguno de los dos temas me llamaba la atención. Por lo que, después de tantos años, finalmente me he decidido a leer a la autora.

“Yo no quiero
tener que estar a tu lado
para no faltarte,
quiero que cuando creas que no tienes nada
te dejes caer,
y notes mis manos en tu espalda
sujetando los precipicios que te acechen,
y te pongas de pie sobre los míos
para bailar de puntillas en el cementerio
y reírnos juntas de la muerte.”


La verdad es que el poemario de Elvira Sastre me ha parecido precioso. Cada uno de los poemas, los cuales eran extensos y cargados de intensidad, transmitían tantos sentimientos como pensamientos íntimos. Incluso, hubo poemas que describían a través de las letras, emociones que me habían sido difíciles de describir con palabras.

Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo principalmente se centra en el amor y desamor de una pareja, en el proceso de enamorarse de otra persona. Pero también aparecen otros temas como el amor maternal, el amor paternal, el amor hacía uno mismo, el significado de hacer el amor y el sexo, la sociedad actual, la tristeza, la soledad, el tiempo y la vida misma. Sin embargo, a pesar de que me gustaron la mayoría, me terminaron pareciendo repetitivos: cerca de la mitad del poemario me encontraba aturdida por la intensidad y la cantidad de poemas sobre lo mismo y, por ello, los poemas del final fueron los que más me gustaron. Estos trataban de otros temas distintos, y fueron con los que pude conectarme muchísimo más.

También hubo un detalle que me sorprendió, y que también me hizo sentir como si fuera una estúpida. En los primeros poemarios me encontraba confundida, porque estaba entendiendo los poemas, aunque al mismo tiempo no. Esta fue una sensación que me acompañó unas cuántas páginas más, hasta que comprendí que los poemas estaban dirigidos a otra mujer. Quise golpearme la cabeza contra la pared por haber tardado tanto en entenderlo.

“He perdido el rumbo
pero he conocido la vida en el camino.

He caído
pero he visto estrellas en mi descenso
y el desplome ha sido un sueño.

He sangrado,
pero
todas mis espinas
han evolucionado a rosa.

Y ahora
mi vida
huele a flor.”


El estilo de escritura de Elvira Sastre me ha encantado porque no son solamente oraciones sueltas en una hoja, sino que son textos bastante extensos que se encuentran complementado con figuras retóricas y metafóricas. Además de que la autora es maravillosa en el momento de colocarle emociones a lo que escribe, de hacerlo sentir como íntimo. También me pareció interesante que sus poemas en ocasiones abarquen más de un tema, como si se fuera transformando continuamente.

Entonces, contra a todo pronóstico, me ha terminado gustando la poesía de Elvira Sastre. Este poemario pudo haber sido bastante intenso y cargado con muchas temáticas repititvas, por lo que me gustaría probar con otras obras de la autora. No me cabe duda que alguno me gustará mucho más.

Hago una mención especial a “Seguimos vivos”, que me provocó tantas emociones que tuve que detener la lectura:

“Pero también es cierto
que miles de voces unidas
cantando lo mismo
suenan mejor que una mentira,
que una sonrisa de alguien a quien le han robado todo
vale mucho más que un billete en primera clase,
que no hay nada más poderoso
y bonito
que dos manos unidas en un terremoto.

Porque seguimos vivas,
de pie y todas juntas,
y eso les escuece.
Porque mientras ellos asesinan
surgen héroes que se atreven a plantarles cara
pese a que ellos les reciban con la mano abierta.
Pero la verdad es que tienen miedo
porque cuanto más aprietan la soga
menos manos les quedan para ahogarnos,
y llegará el día en el que se queden sin cuerda
y no tendrán quién les salve.

Que tiene más vida
el alma de quien no tiene nada
porque se lo han quitado
que el alma de quien tiene todo
porque se lo han robado.
Y al final de eso se trata,
de estar vivo.

Porque el mundo se derrumba
pero nosotras nos enamoramos.”


Cuenta secundaria.
Spotify. Elvira Sastre nunca más pesco las recomendaciones de tiktok 🥱 tiene varios versos rescatables, pero ningún poema bueno. pd: gracias a mi real berman de cualquier manera ya que consiguió el pdf en algún tipo de deepweb literaria arriesgando funa 🙏 Elvira Sastre Termineeeee, espero que mi vida pronto huela a flor. Elvira Sastre Yo, que no soy lectora habitual de poesía, me he quedado encantada con estos poemas de Elvira Sastre, una escritora que me parece jovencísima para poder contar con tanta profundidad sentimientos de amor, desamor, sexo, ausencia, espera, esperanza, alegría o tristeza... O quizá es precisamente su juventud lo que le permite describir con tanta fuerza, pasión y -al mismo tiempo- ligereza, sentimientos tan profundos...

Son poemas que se deben leer poco a poco, para poder disfrutarlos, para poder entenderlos, para poder abarcarlos, para poder sentirlos. No más de dos o tres como mucho, en cada ocasión. Es por tanto, un libro breve, cuya lectura dura mucho... Y muy recomendable

Como muestra, sólo un fragmento de uno de sus poemas, concretamente de Y dormir contigo se convierte, entonces, en poesía

(...)

Quién me iba a decir a mí
que ibas a llegar a mi corazón
entrando por la boca.

Conviertes las mil maneras
que existen de huir
en mil maneras de quedarse,
contigo.
Y dormir a tu lado
se convierte,
entonces,
en poesía.
Elvira Sastre El libro que hay que leer cuando te enamoras de una persona y de la poesía al mismo tiempo Elvira Sastre

Cuarenta

Read Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo

La poesía ayuda a darle nombre a esas cosas que existen pero de las que aún no sabemos que están ahí. Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo es una llamada al desahogo, una puerta abierta a lo que habita dentro del alma de cada uno, un abrazo pausado a uno mismo. Este libro reúne cuarenta y tres formas de ser valiente y mirar a la vida a los ojos, con las manos llenas de verdad y con ese amor desnudo y cierto entre los dientes dispuesto a soltarse el pelo y liberarse de las cuerdas que, en ocasiones, llevan nuestro nombre. Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo

Tengo sentimientos encontrados.
Elvira puede escribir versos preciosos y metáforas inimaginables pero lo cierto es que el libro acaba siendo un poco repetitivo. Trata principalmente dos temas: sexo y olvido. Interesante hasta que has leído 20 poemas sobre lo mismo...
Sus poemas son tan largos que cuesta entender la idea central o ésta incluso cambia a lo largo de la composición.
En general su estilo es real, un poco brusco a veces, rebuscado pero bonito y cargado de figuras retóricas. Se le da estupendamente describir y dramatizar, sabe darle emoción a sus textos.
Hay algunos poemas que llegan a ser tan tristes, que me gustaría poder decirle: Elvira, hija vamos a tomarnos un helao', a ver si se te pasa, porque vaya tela

Al final lo que importa es que el libro te haga sentir algo y éste lo consigue aunque no sea de mis favoritos quizás. Elvira Sastre Es mi segunda vez leyendo un poemario de la autora y lo he disfrutado tanto que me he quedado sin post-its de tanto marcarlo.

Está lleno de versos maravillosos que quedan resonando en la mente y en el pecho, versos que te erizan la piel y son capaces de sacarte una sonrisa, versos que conmueven, emocionan, enamoran y que no me cansaría de leer una y otra vez.

Romanticismo ferviente, representación lésbica, corazones enamorados y desolados, nostalgia, erotismo, soledad, cariño, resiliencia y el amor en variedad de formas, es lo que encontrarás entre los 43 poemas que componen sus páginas.

Entre mis poemas favoritos está el que le dedica a su madre, que a mi juicio es realmente arte. Aunque también hay otros que me guardaría como tesoro, como estos fragmentos:

He sangrado, / pero / todas mis espinas / han evolucionado a rosa. / Y ahora / mi vida / huele a flor.

la he visto recomponerse / con sus propias manos, / como quien hace un castillo de arena / de sus heridas

La poesía es, / a veces, / un silencio lleno de ruido.

mi miedo quedó herido de muerte / al verme de tu mano

te gusta mi libertad / y a mí me gusta sentirme libre a tu lado; / me gusta tu verdad / y a ti te gusta volverte cierta a mi lago.

tengo demasiados latidos / para tan poco pecho

Y muchos más...

Espero se animen a leer a esta gran poeta! Elvira Sastre it is so bad, I want to give you a zero, but that's not possible, so I give you a one Elvira Sastre A ver, me gustan los poemas románticos pero esto es demasiado, hay poemas que prácticamente no se diferencian unos de otros porque son todos iguales. Además nunca había visto a nadie abusar tanto del termino poético lloverse, de los 44 poemas, mínimo 35 lo deben haber tenido. También hubieron algunas partes explícitas sexuales, que lejos de parecerme poéticas me parecieron burdas y forzadas, es casi como si un niño dijera mira mama digo groserías porque puedo. Pero en todo caso me veo forzada a darle tres estrellas, porque en este poemario se encuentra La última primera vez que es mi poema favorito y me encanta. Elvira Sastre La forma de escribir de Elvira me enamoró por completo y en definitiva la tengo que seguir leyendo, muy recomendando. Elvira Sastre