Centroeuropa By Vicente Luis Mora


read ↠ PDF, eBook or Kindle ePUB ´ Vicente Luis Mora

Impecable. Envidia cochina la que tengo por no saber escribir así. Hardcover Un extranjero llega a Prusia con el ataúd de su esposa, posee una parcela que lo convierte en el primer agricultor libre de la zona, y cuando se dispone a enterrarlo encuentra cadáveres de soldados.

Nadie sabe cómo tratar a este campesino libre, nadie sabe qué hacer con los cadáveres, nadie sabe que este hombre corrió un velo sobre su identidad.

¿Se puede enterrar el pasado? ¿Por qué una persona oculta su identidad? ¿Y una nación? Nunca descubrí cuál era el secreto, hasta que lo reveló el autor, estuve intrigada todo el tiempo. En esta narración llena de simbolismo la atmósfera de misterio e irrealidad está muy bien lograda. Seguramente se me escaparon muchos símbolos y muchos temas, los sigo pensando.

No es una historia alegre, pero lo siniestro convive con el amor y la amistad.

Quiero destacar el estilo, que fue lo primero que me gustó, es una historia del siglo XIX escrita con el lenguaje de su época sin ser rebuscado. Suena clásico y moderno. El autor dice que utilizó un español que pertenece a la vez a los siglos XIX y XXI.

Muy bueno. Una elección de lenguaje muy acertada para la trama. Hardcover Como el título indica, el protagonista principal de la novela es el corazón de Europa, una tierra que ha sido semillero de guerras inacabables pero también ha producido el Romanticismo, la filosofía más profunda y la música más bella. Todo eso está presente en esta breve historia, magníficamente escrita, de una manera sobria y poética.

El protagonista es un campesino – el primero que no es siervo de la comarca – que a principios del siglo XIX llega a un pequeño pueblo prusiano a orillas del Oder, para tomar posesión de la tierra que ha comprado y cultivarla para su propio sustento. Lleva consigo a su esposa muerta, asesinada por un soldado errante, y al intentar enterrarla comienza a encontrar cadáveres de soldados de distintos ejércitos, todos ellos congelados, que ocupan buena parte de su terreno.

A partir de esta premisa, descubrimos la estructura social del pequeño pueblo, con unas autoridades que no saben muy bien cómo tratar a un campesino libre, que viene a ser una nueva especie de ciudadano. También vamos conociendo el pasado de Redo, su nacimiento en un burdel vienés y cómo ha llegado hasta aquí para empezar una nueva vida cultivando remolacha. Nos llegan ecos de la reciente Revolución Francesa y de las convulsiones de una Europa que está alumbrando el futuro.

En conjunto es una historia muy bien trabada, con sorpresas y cierta intriga, así como diferentes niveles de lectura, que se lee en un suspiro. Me ha gustado mucho.
4,5* Hardcover Creía que seria un libro fácil, ligero, por su extensión y por su argumento no veía complicación. Pues bien... La estructura del libro, sus saltos temporales, esa interacción narrador lector a modo de llamadas de atención, te ralentiza la lectura, que no te la estropea, solo la hace más lenta.
La historia no termina de convencerme. Mezclar historia y surrealismo no es lo mio. Si no me puedo imaginar la escena como parte de una realidad (en un libro que no es cifi, o yo creía que no era cifi...) no me convence. Ninguna de las historias contenidas en el libro me resultan creíbles. Le falta emoción, profundidad, no hay drama cuando debería haberlo, no hay miedo, no hay dolor, en escenas que debería ...
Como metáfora... Pues Pse también... Con lo bien que escribe podría haber bordado la historia. Pero el dejar un cabo suelto estropea toda la historia. Hardcover Ahora que vamos despacio, vamos a contar mentiras. Eso nos deja claro nuestro protagonista y narrador, Redo Hauptshammer, en la primera página de esta pequeña y densa novela que se disfruta como un pastel de varias capas. Redo llega a Szonden, una aldea prusiana, con el ataúd de su esposa en el carro y la idea de establecerse como el primer campesino libre… y, sin querer, empieza a desenterrar cadáveres.

«Uno desconoce lo que le espera a lo largo del camino. Y además le sorprende la vida que entona dos melodías al mismo tiempo: la de tono grave y la de tono más grave.»

Es una novela impecable, tan trabajada, sutil, ingeniosa… que no he sabido ni como reseñarla hasta ahora, seguro que no le haré justicia. ¿Es una novela histórica? No, pero habla de la Historia ¿Es fantasía? No, pero sí. ¿Es una historia de amor? Pues sí, pero no. No de esas. Nos habla de tantos temas en tan pocas páginas, que deja a la altura del betún a la literatura mayoritaria publicada con prisas, desmigada en una papilla que se entienda sin esfuerzo y vendida al peso. Cuantas más páginas, mejor.
«¿De qué están hechos esos miserables a quienes dejamos llevar las riendas?»

Para mí, aunque creo que habrá una opinión por cada lector, el tema que más pesa en la novela es la identidad, la propia y la colectiva (“¿Y la europea?” M. Rajoy); sobre la responsabilidad de cuestionarnos y reflexionar sobre la identidad, y el derecho de construirla y vivir con ella. Redo juega con la suya propia en este ejercicio de confesión laica que es Centroeuropa, aun cuando esa confesión ya no tenga importancia, y mantiene el misterio y la atención del lector hasta el final.
«He estado a punto de dejarme llevar, sólo para ver esas palabras, las palabras de la verdad, escritas.»

Es un libro que no creo que deje indiferentes a muchos e incluso si nos quedamos en la superficie de la historia por falta de tiempo, concentración o hábito, se disfruta exactamente igual. En mi caso tuvo un valor añadido, pues se eligió como lectura conjunta en el club de lectura del pasado mes, y ver la cantidad de opiniones e interpretaciones que surgieron a partir de las mismas 180 páginas fue refrescante y muy divertido.

Vicente Luis Mora es una caja de sorpresas, porque a pesar de haber leído la sinopsis de este libro, lo empecé con la idea de leer algo escrito con el mismo puño que había firmado “Fred Cabeza de Vaca”, y no tiene nada que ver. Ambas son grandes novelas, pero el único hilo que las une además del nombre que aparece en portada, es el narrador sospechoso. «A partir de la cuarta casualidad no hay magia, sino sistema», dice la bruja de este cuento, y yo seguiré leyendo a VLM para comprobar o refutar esa hipótesis. Hardcover

Prusia, en algún lugar junto al Oder, en la frontera con Polonia, un invierno en las primeras décadas del siglo XIX. Un hombre, llegado desde lejos con la intención de cultivar la difícil tierra del lugar, descarga de su carreta el ataúd con el cuerpo de su esposa, muerta durante el viaje. Cuando empieza a cavar la sepultura en la tierra helada, topa sorprendentemente con otro cuerpo: un soldado. Varón, prusiano, soldado húsar y congelado: ese fue el primer cadáver. Cuando uno encuentra bajo su tierra, en su propio suelo, un cuerpo enterrado, sospecha que no está solo; de alguna manera, quien halla un cadáver teme o imagina que otros cuerpos aguardan inmóviles a la espera de su turno. Con el descubrimiento del cuerpo del primer soldado comenzó la historia. La de una tierra inhóspita, batida por las guerras, en el corazón de Centroeuropa. Y en paralelo, la del destino trágico de quien nos narra lo acontecido. Con Centroeuropa, novela ganadora del Premio Málaga 2019, Vicente Luis Mora aborda el tema de la identidad, tanto personal como histórica, a través de un personaje que es múltiple, como múltiple es la historia de Europa. Una novela, en palabras del jurado que otorgó el premio, 'que propone una mirada al corazón de Europa y sus heridas. Centroeuropa

Centroeuropa

“La tierra es como los libros: una vez abierta, también sabe hablar”.

Exquisitamente escrito, este librito de Vicente Luis Mora, me ha parecido la antítesis de esa literatura profusamente ensalzada por palmeros (y amigotes de toda condición y red social), cuyos autores, (y autoras, que ahora sí hay que darles visibilidad) no parecen haber visto o leído mucho más allá de su ombligo. Las más de las veces acabo un libro con un soberano enfado y siempre pensando “más leer y menos escribir”.

Centroeuropa es justo justito lo contrario, inteligente, sutil, culta, con pasajes que evocan lecturas y sabores de Joseph Roth, Sándor Marai, Goethe, Tolstoi,...
Algo así como estar en casa entre amigos.

No diré que ha supuesto una sorpresa porque ya me lo habían advertido, y porque hablamos de un autor que creo, sostiene una particular forma de enfocar la literatura sin autoconcesiones, pero sí es, sin duda, un bálsamo, una piedra de toque entre tanta publicación grotesca.
No os la perdáis. Hardcover Las mentiras grandes y complejas sólo se sostienen si tienes un texto de apoyo inmutable al que regresar de tanto en tanto para recordar los pormenores. Si la memoria es poco fiable, la invención es más dúctil y traicionera todavía”.
.
La última novela de Vicente Luis Mora es el registro escrito de una impostura, una novela histórica que no lo es porque es también fantástica (en todos los sentidos), y a la vez también una profunda reflexión sobre la memoria histórica. Tan profunda como las zanjas que podrían excavarse en casi cualquier lugar de Europa para descubrir a sus muertos en batalla. Mucho más profunda que esas fronteras que tantas veces los justifican. ‘Centroeuropa’ es un goce para la inteligencia del lector que se lee con asombro creciente. Ojalá hubiera más mentiras grandes como ésta y menos de las otras. Hardcover Reconozco que me han mantenido enganchado las peripecias en Oderbruck que cuenta este narrador sospechoso de no se sabe qué oscuro pasado.

Novela histórica cuyo subtexto toca un montón de temas en tan solo 180 páginas. Hardcover Me ha gustado muchísimo: el original planteamiento, el tono, todos los personajes y la candidez de sus relaciones, la cantidad de reflexiones inteligentes que nos hablan de cómo se hace y se cuenta la Historia. He disfrutado un montón leyéndolo. Hardcover Primer libro de este año en el club de lectura de mi ciudad y me ha encantado. Desde la primera página me ha enganchado, me ha parecido una buena historia, un buen misterio. Redo es todo un personaje.
Muy recomendable. Hardcover