C3PO en la corte del rey Felipe By Pedro Vallín

Pedro Vallín ¾ 2 Summary

Heterodoxa colección de ensayos que tanto te informa y te anima a seguir la política nacional y a identificar corrientes, tendencias y males de este país que no ha roto con el pasado, como a leer y ver un montón de libros, pelis y series con un enfoque culto. C3PO en la corte del rey Felipe Esto es como si un día en una cena se te sienta al lado a comerte la oreja un cuñado con pasta y un máster en periodismo. C3PO en la corte del rey Felipe C3PO en la Corte del rey Felipe es un libro que no recomiendo. Creo que hay que tener un perfil muy concreto para que te guste, y es el de ser de izquierda moderada, que no te importe el lenguaje recargado injustificadamente, haber visto mucho cine de los años 50-80 y que te interesen las analogías de ciertos eventos de la política española de las últimas dos décadas con dicho cine.

Dado el título del libro, y su subítutlo, „La guerra del Estado Profundo español contra la democracia liberal“, me hacía la idea de que sería un libro de política „pop“, algo digerible, que hiciese cierta cronología y analizase en qué consiste dicho Estado Profundo español y de qué manera daña la democracia liberal. En vez de eso encontramos capítulos aislados que tratan a veces de sucesos importantes como el 11M, 15M, 1O, mezclados con reflexiones sobre el regionalismo en españa, las pugnas de poder dentro de Podemos, y unas cuantas cosas más mezcladas sin ton ni son, sin hilo conductor ni análisis del Estado profundo y repleto de citas de los films favoritos del autor y algún que otro pensador, sin que ello aporte nada al texto.

Algunos capítulos tienen contenido interesante y de calidad. En la introducción explica concisamente la interrelación entre las ficciones y la realidad política, señalando los bucles de retroalimentación. En otros cuenta cómo se construye la identidad de una nación, el poder de la memoria histórica y la diferencia entre el Estado, entendido como estructura burocrática capaz de poner en marcha la maquinaria que defiende la constitución y mueve la economía y la Nación, siendo cierto nivel de unificación ciudadana bajo una misma identidad y propósito. Su análisis de la política nacional con respecto a la independencia de Catalunya y el conflicto etarra es interesante, y perdido entre citas cinematográficas y la mezcolanza no hilvanada hay comentarios que valen la pena. Sin embargo, no creo que dichos comentarios merezcan la lectura del libro entero. Ni soy su público objetivo, ni el libro es lo que promete.

P.D.: El autor se distancia de cualquier tipo de izquierda revolucionaria y aboga por una democracia liberal, entendida como capitalismo ligeramente más intervenido. Otro dato, todas sus citas son de señores, y mira que hay citas. C3PO en la corte del rey Felipe Pedro Vallín actualiza sus crónicas políticas como periodista para hacer una radiografía de la política española actual y, en concreto, sobre las distintas crisis y amenazas que acechan a la democracia liberal. El libro te lo bebes porque vallín es un agudo e inteligente observador que, además, sabe crear paralelismos con elementos de la cultura de masas, en concreto del cine y de la literatura. Mi objeción principal es que el libro no tiene un nexo en común y se nota que son textos sueltos y que la premisa del libro induce a error. El conflicto entre el estado profundo y el sistema político español solo es uno de los múltiples ejes que trata este ensayo y no es el que vertebra la obra. C3PO en la corte del rey Felipe Alejandro G. Calvo, enciclopedia del cine con patas, mejor persona, en sus críticas intenta unir los puntos de la historia del cine indicando así que los arquetipos de este medio narrativo, que bebe mucho de la literatura, van atravesando el tiempo hasta llegar al presente. Pedro Vallin, autor de este libro, no solo cree que estos arquetipos pivotan en la historia del cine sino que han saltado de la pantalla y se han mimetizado en nuestra sociedad, pudiendo usarlos para narrar el presente. Porque el medio cultural por excelencia del último siglo ha creado una galería de héroes y villanos a los que podemos aspirar. Y es normal que la mitología actual, que desde que los hombres y mujeres han tomado las riendas de su porvenir y no lo abandonan a las deidades no es otra que la democracia representativa y, por tanto, la política, quiera estos personajes para sus narraciones. Y es así como Vallin los toma para hacer de juglar y contarnos la guerra que se esta dando entre el Estado profundo y la democracia liberal. Un sabotaje al despliegue de las velas de este país cuando desde 2015 soplan vientos de cambio. Lo que situaría a España en la última trilogía de Star Wars con la Nueva República amenazada por la Primera Orden, que como se mostró en The Mandalorian aparece por la ineficiencia de la Nueva República para frenar las insurgencias que nacen en el extremo de la galaxia. En el pésimo episodio IX finalmente la Nueva República sale victoriosa, esperemos que a España le depare la misa suerte. Pero mientras se decide el futuro pueden leer a Pedro Vallin, porque no se arrepentirán, y que la fuerza les acompañe. C3PO en la corte del rey Felipe

Esta es la crónica exuberante de una pugna entre transformación y resistencia que ha producido cuatro años de secuestro del mandato de las urnas. La crisis de los consensos de la transición explica casi todo lo que ha ocurrido en esta década hasta desembocar en el momento reaccionario en que estamos inmersos, cruce de pulsiones que recorren todo Occidente y que aquí toman cuerpo en la constelación de un viejo nacionalcatolicismo que huele a Farias e incienso de sacristía, con un momento trumpista definido por la imantación popular de la más patente y violenta imbecilidad política.

En estos escogidos episodios nacionales pop —por buscar una etiqueta que les dé linaje— se hace elocuente cómo se ha legitimado paso a paso una pulsión antidemocrática mientras el funcionamiento institucional se esclerotiza. Pero también se da cuenta de los éxitos parciales de la modernización política, unos triunfos marcados por las urnas que está por ver si evitarán que el país regrese al furgón de cola que ha ocupado en la historia de las reformas políticas de Occidente. C3PO en la corte del rey Felipe

Como en Me cago en Godard, Pedro Vallín vuelve a tirar de título epatante que poco o nada tiene que ver con el (muy interesante) contenido. En este caso una serie de crónicas acerca de la política de los últimos 10 años en España que ejemplifican que las cloacas del Estado no están escondidas bajo las alcantarillas sino que operan en juzgados, parlamentos y redacciones de periódicos, a la vista de todos, desnivelado permanentemente el tablero de juego hacia la derecha, con tal contumacia que los que no estén muy atentos hará tiempo que dejaron de darse cuenta. C3PO en la corte del rey Felipe El peor libro de no ficción que he leído este año, y puede que en los últimos 5. Lo peor es que el estilo sea de una pedantería criminal, sino que el autor no aportar absolutamente ninguna idea propia, más allá de explicar películas, contar noticias que todo el mundo conoce y citar a otros autores. C3PO en la corte del rey Felipe Impresionante relato del panorama político español actual. Altamente recomendado, uno de los mejores ensayos que he leído en mucho tiempo. C3PO en la corte del rey Felipe PEDRO VALLÍN DICIENDO NOMBRES
La tradición del crítico de cine/ música que hace sociología de garrafa es un fenómeno muy nuestro. Esto podría ser una frase sacada del último libro de Vallín: Una especie de tratado de sociología moderna que aspira a ensayo de filosofía política (ahí es nada) en el que todo vale mientras cuadre un poquito con alguna trama del Hollywood moderno. La costumbre de explicar QUÉ, CÓMO y POR QUÉ somos lo que somos los españoles, citando los best-sellers de Popular Science que mejor te vienen (no todo vale, ojo, él es más de Seteve Pinker y el ex de Cultura del PP, por ejemplo, que de Piketty) y cómo se debe entender la HISTORIA DE ESPAÑA (así, in your face) si no se quiere pecar de cuñao o de ingenuo, ese género Max-Mix decía, cínico pero pedagógico, desclasado pero moralizante, plúmbeo pero socarrón, solo se da en el periodismo cultural español. Yo me atrevería a decir que empieza en las secciones de cultura de El País en los 70 y explota en las páginas de Ajoblanco durante los 80. Los recursos siempre son los mismos: Name Dropping y teoría chiripitifláutica. Es decir, citar a Zizek y JM Lasalle para demostrar que ABSOLUTAMENTE TODO se reduce en realidad a esto que se me ocurrió ayer mientras compraba papel de horno en el Lidl. Y que explica, entre otras cosas, por qué el periodismo en este país está como está, claro.
El resultado va de lo entretenido a lo intragable unas veces y de lo chistoso a lo vergonzante las otras.
¿Vale la pena leerlo? Bueno, si quieres aprender algo sobre la historia de este país, mejor te coges a Pierre Vilar, por ejemplo. Si quieres aprender nombres para crear tus propias teorías totalizantes sobre La Esencia y Condición del Ser Español, es buen principio. C3PO en la corte del rey Felipe Libro que recolecta varias columnas de Pedro Vallín donde el análisis político se conecta con narrativas de literatura y el cine (fundamentalmente mainstream). Vallín sugiere que le realidad se inspira y muchas veces imita narraciones ya existentes. Es más, los actos estarían en función de esas narrativas. Mediante un recorrido por la Espaáa de la segunda mitad de los 2010s y entrado en la pandemia COVID, Vallín aporta muchos casos a su tésis. C3PO en la corte del rey Felipe

C3PO